la viabilidad de las televisiones autonómicas

televisiones autonomicasEl sector audiovisual vive cambios profundos para adaptarse al nuevo escenario económico. Estos cambios han empezado a tener consecuencias dramáticas como en el caso de la Radio Televisión Valenciana. La dirección general de la RTVV presentó un ERE que podría afectar a un máximo de 1.300 trabajadores. El objetivo de la entidad pública es quedarse con un total de 400 profesionales para mantener en funcionamiento los diferentes servicios (el canal de televisión, la radio y la plataforma de internet).

Con este ERE se pretende ahorrar más de 50 millones de euros durante 2013. Las protestas de los profesionales no se hicieron esperar interrumpiendo la emisión de un informativo para manifestar de manera directa su rechazo a la medida. Y es que un alto porcentaje de los trabajadores de la RTVV no tendrán otra salida que buscar trabajo.

Tras la presentación del ERE al comité de empresa se deberían iniciar las negociaciones con los representantes sindicales. Sin embargo, en virtud de la nueva Reforma Laboral, el ERE se puede plantear sin necesidad de que este acuerdo sea firmado por todas las partes.

La Comunidad Valenciana ha sido la primera en pedir ayuda al fondo de liquidez autonómico. Un rescate al que no han tardado en unirse otras comunidades como Murcia o Cataluña. El caso de la Comunidad Valenciana es particularmente llamativo ya que en la última década ha vivido una euforia constructiva que la llevó a ser una de las regiones más afectadas por el estallido de la burbuja inmobiliaria.

El Canal Nou se ve ahora afectado de manera directa por la crisis económica y podría ser el primero de otras entidades públicas audiovisuales, cuya viabilidad cada vez está más puesta en duda. Son fuente de pérdidas millonarias para los gobiernos autonómicos y muchos son ya los que piden una privatización del sector. Lo más probable es que este hecho desembocase en despidos masivos como los ocurridos en la RTVV. Muchos trabajadores de las televisiones públicas asisten con temor al ERE de Canal Nou y que este pueda contagiarse en otros entes públicos del país.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *